miércoles, 31 de julio de 2013

Volviendo a la Izarra


La meteorología no está siendo benigna en Bilbao. De lluvias constantes hemos pasado a un calor agobiante, y ninguna de las dos son buenas para trabajar en la Izarra, de forma que en cuanto la temperatura ha bajado un poco, hemos aprovechado para continuar el trabajo. 

Los tanques de agua, los mandos y la carbonera ya tienen su capa de imprimación protectora.